Cabecera de www.ChatsCibersexo.com Tu mejor Chat de Cibersexo  

Cabecera de www.ChatsCibersexo.com Tu mejor Chat de Cibersexo

 

¿QUIERES CONOCER LOS MEJORES VIDEOS DE CHICOS Y HOMBRES GAYS Y HETERO FOLLANDO SIN FRENO DELANTE DE LA CAMARA?

¿QUIERES CHATEAR CON EL HOMBRE DE TUS SUEÑOS?
AHORA TIENES LA OPORTUNIDAD EN EL MEJOR CHAT DE CIBERSEXO GAY Y HETERO DE LA RED

 

Te gustaria verme por cam y chatear conmigo mientras te corres disfrutando d el mejor sexo gay online con chicos y hombres impresionantes y cachondos?

Ya podéis disfrutar ya del mejor videochat de sexo gay de la red, con los tios de pollas más grandes y morbosas, follando delante tuya a tu antojo.

Si estáis ya cansados de chatear con las webcam amateur sin calidad de imagen y de sonido, contacta y podremos verte retozar de placer desde tu cam si quieres mientras nos masturbamos!!!

Te espera la cam en vivo con los tios y chaperos mas calientes y putos de internet deseosos de practicar cibersexo con desenfreno desde su webcam online, pero solo para adultos a prueba de infartos porque los tios gays y hetero que vereis por cam os pondrán muy muy cachondos.

En este videochat gay podrás conocer a increibles chicos y hombres que te harán disfrutar hasta el final. Serán lo suficiente traviesos para que te vuelvan loco con esos penes, esos pechos y esos culos sedientos de sexo?

Adelante y accede a nuestra cam porno online rápidamente!!!!

Si quieres puedes leer uno de nuestros relatos eróticos para que vayas entrando en calor:

Cibersexo gay hecho realidad

Cuando apenas llevábamos hablando varios minutos por el videochat del Messenger, cuando me soltó la pregunta. El tío en cuestión me había agregado y buscaba sexo gay al igual que yo, y después de hablar un rato, describirnos y hasta mandarnos fotos por correo en posturas calientes haciendo sexo duro, me preguntó por la posibilidad del trío. Yo lo pensé un instante, aunque sabía desde el principio de sobra la respuesta, sobre todo cuando conectó su webcam y pude apreciar ese morboso hombre homosexual desnudo con ese enorme pene en ereccion. Llevaba tiempo quedando a través del chat, pero nunca había quedado con dos tíos a la vez, y aunque tenía ganas de probar en el fondo sentía un cierto miedo a enfrentarme en la cama con una pareja de gays como yo y practicando sexo … Tenía miedo de sobrar o de no saber cómo comportarme y tenía mis reservas. Pero todas mis dudas se despejaron cuando me mandó la foto del segundo. Era alto, rubio, lampiño y con un cuerpo bien formado, muy musculoso, tanto como su compañero, con quien había empezado a chatear anteriormente y me puso a cien. Este era moreno y estaba también musculado y marcado, y lo que más me excitaba era su culo bien marcado y prieto, sin pelo alguno como un bebé. Tenía una cara mezcla de niño bueno y malo y era bastante agradable por el chat, así que me animé. Ambos parecían auténticos modelos, y de hecho soñé esa noche con la sesión de sexo oral y anal con los dos gays más guapos que jamás había visto.

Quedé con ellos en su casa, donde aparecí al dia siguiente. Estaba bastante nervioso, por aquello del trío aunque debía contenerme para que no se me notara en exceso. Me saludaron, me ofrecieron algo de beber y después de aceptarles un vaso de agua para sofocar el calor que tenía, pasamos al dormitorio. Era una habitación amplia, pero sin ventanas. Tenía únicamente una cama enorme y luces indirectas en la pared, de color rojizo. Un lugar muy acogedor… Pasamos allí y nada más entrar, Fran, el moreno musculado y fuerte, se acercó a mí mientras Toni, el rubio tan guapo, cerraba la puerta. Los dos empezaron a acariciarme y a sobarme mientras me iban desnudando poco a poco. Yo me dejé viendo que inicialmente todo iba bien.

Cuando me habían medio desnudado, se colocaron de rodillas y empezaron a jugar con mi paquete, lo sobaban, lo apretaban, y mientras el pene que contenía iba creciendo poco a poco. Bajaron mi bóxer y mi polla apareció desafiante ante ellos. Sin dudarlo, Fran se la llevó a la boca y comenzó a chuparla mientras que Toni mordisqueaba mi entrepierna y lamía mis huevos, poniendome muy muy caliente. Aquella sensación era más agradable de lo que podía imaginar jamás.

Después de un rato calentando mi entrepierna, los dos compañeros gays se pusieron de pie y empezaron a besarse delante de mí mientras se iban desnudando. Aquella era la primera vez que “veía” una escena similar así de morbosa sin ser yo el protagonista, como en las webcams en directo que siempre visitaba y disfruté con tantas parejas en los lugares más distantes del mundo, pero esta vez delante mia. Según iban desnudándose, mi excitación iba en aumento, además de por la situación, por sus cuerpos bien formados y musculados que dentro de unos minutos iba a tener a mi entero alcance. Prosiguieron besándose y desnudándose y yo me acrequé e hice lo propio. Ya estábamos los tres desnudos y yo, al lado, disfrutando, viendo como se tumbaban en la cama. Decidí quedarme allí para contemplarles mientras me masturbaba y pajeaba viéndoles, y hasta me empecé a meter un dedo por el culo. Se habían colocado tumbados y habían empezado un 69 de escándalo que me estaba poniendo a cien.

Cuando se dieron cuenta de que aún seguía allí de pie, sin acercarme, se separaron y mirándome me hicieron señas para que me acercara a la cama. Así lo hice, entrando de rodillas en aquella enorme cama. Sin dudarlo se abalanzaron de nuevo sobre mí. Uno de ellos se concentró en mi polla mientras el otro me daba mordiscos en los pezones, haciéndome disfrutar de lo lindo. Después, Fran se puso de pie y me ofreció su polla. Era gorda, aunque no demasiado larga. Sin dudarlo me la metí en la boca tragándola hasta el fondo, haciendo hueco en mi boca para que aquel pedazo de carne entrara por completo en ella. Sabía muy rica, la polla más rica que nunca había probado. Cuando adapté el ritmo miré hacia arriba y vi como ante mí tenía un tipazo follándome la boca mientras que el otro hacía lo mismo con mi polla. Parecía el protagonista de una pelicula porno o los actores de un videochat erotico en medio de una sesión de cibersexo gay en directo… y aquello me gustaba de lo grande.

Toni, el que trabajaba mi polla, se separó y se tumbó boca arriba debajo de mí, y atrajo violentamente mi culo hacia su boca mientras yo continuaba comiéndome aquella rica y jugosa polla. Comenzó en ese momento a trabajarme el culo con su lengua, una lengua como no la había visto igual. Me proporcionaba tanto placer que iba relajando mi cuerpo, de forma que su cara iba quedando cada vez más sepultada por mi culo, a la vez que profundizaba más y más dentro de mí. Lo que mi dedo había abierto mi culo no era nada comparado con lo que lo abrrió esa deliciosa lengua en cunilingus. Mientras, Fran se había colocado también de rodillas frente a mí, y me comía los pezones y me agarraba con fuerza de la cabeza.

Era una especie de contradicción. Toni se había sometido sin darme cuenta a mí, y me comía el culo provocándome una explosión de sensaciones, mientras que Fran trataba de someterme a mí. Me agarraba con fuerza y me obligaba a comerle la polla y a lamerle los pectorales bien marcados y los pezones. Estaba disfrutando sobremanera, y aquello no había hecho más que empezar.

Cuando logré deshacerme de Fran, me agaché para llevarme a la boca la polla de Toni. Estaba en la obligación de devolverle parte del placer que me estaba dando con su boca. Así que me metí su polla en la boca. Era algo más delgada que la de Fran, pero bastante más larga, así que poco a poco fui metiéndomela en la boca hasta que conseguí comérmela entera. Mis labios recorrían toda la longitud de aquel rabo hasta que tocaban sus enormes y rebosantes huevos. Notaba la sensación de placer de Toni, porque cuando su polla llegaba hasta el fondo de mi garganta, su lengua alcanzaba lo máximo posible de mi culo. Fran se pajeaba ante esta escena, mientras me apretaba la cabeza contra la polla de su novio como si yo me fuera a soltar, yo que estaba viendo el cielo de placer homosexual. Estábamos disfrutando, él obligándome y yo a la vez sintiéndome usado por él, para dar placer a su novio, aunque sin duda el que más placer obtuvo de aquello fui yo, el que solo habia estado con dos hombres a la vez a través de la webcam erótica gay y no en directo sino chateando, así que esas excitantes sensaciones por el videochat lo estaba viviendo en directo, y era más intenso.

Estaba agotado de aquella mamada, de no poder gritar de placer al sentir esa lengua en mis entrañas. Nesitaba descansar, pero Fran tenía otros planes para mí. Me levantó y me ofreció un condón.

- Fóllatelo, quiero que le revientes el culo.

Miraba a Toni, que ya se había incorporado y se colocaba a cuatro patas. Me coloqué el condón y empujé mi polla contra su agujero, que al instante cedió tragándose toda mi polla. Se la metí hasta dentro y cuando se hubo acomodado comencé a sacarla y a meterla despacio. La sacaba hasta que veía la punta y entonces volvía a meterla hasta dentro. Después de unos cuantos movimientos comencé a darle con más fuerza. Fran mientras me iba diciendo lo que yo tenía que hacer.

- Fóllatelo, y dale por el culo bien fuerte. Quiero que le rompas el culo. Así, azótale.

Y diciendo esto, propinó un azote a su pareja en el culo. Toni se levantó del golpe y comenzó a moverse rítmicamente acompasándose a mis movimientos. Pensé que aquel azote la había hecho entrar en el juego y comencé a azotarlo yo también. Toni empezó a gemir discretamente a cada embestida y a cada azote.

- Así, rómpele el culo. Luego te va a tocar a ti.

No me dio tiempo a mirar siquiera a Fran para comprobar si sus palabras iban en serio, porque según terminó de decirlas volvió a meterme su polla en la boca. Se movía rítmicamente al igual que yo, de forma que cuando yo sacaba mi polla del culo de Toni, Fran metía la suya hasta el fondo de mi garganta, al compás. Aquello hizo que entráramos en una dinámica cada vez más fuerte y que nos estaba excitando a los tres en exceso, los tres participábamos de esta impresionante sesión de sexo gay. Así que después de unos minutos, Fran decidió apartarse y yo hice lo mismo con Toni. Nos miramos unos segundos y Toni se abalanzó sobre mí dándome un intenso beso en el que notaba su agradecimiento por el trabajo con mi rabo y mis caderas en movimiento.

Pero una vez más, Fran tenía otros planes, así que nos separó y me tumbó en la cama boca arriba. Agarró mis piernas, y después de colocarse un condón, puso la punta de su rabo en mi culo. Me miró y comenzó a apretar contra mí. Apenas me habían follado por el culo un par de veces en toda mi vida, porque no era algo que me gustara en exceso, pero después de la sesión de lengua de Toni, mi culo estaba tan abierto que casi no noté que su polla estaba entrando con absoluta facilidad. Fue al final, cuando su rabo llegó al fondo de mi culo cuando noté arder mis entrañas, pero era demasiado tarde. Fran me había clavado su verga hasta dentro. Se quedó ahí un instante y se acercó a mí para besarme con fiereza y hacerme olvidar que tenía su polla insertada en mi cuerpo. Cuando me notó más relajado comenzó un mete-saca suave, que fue adquiriendo intensidad a medida que pasaba el tiempo y que notaba más abierto mi culo. Me relajé y comencé a notar el placer que me proporcionaba la fricción de su gruesa polla contra mi culo. Mientras, Toni nos miraba masajeándose la polla hasta que Fran se dio cuenta.

- Dale de comer, dale polla.

Toni obedeció al instante y se colocó sobre mí dejando su polla justo encima de mi boca, a la vez que agarraba mis piernas. Yo me incorporé unos centímetros para tragarme de nuevo su polla. Ahora, las embestidas de Fran eran mayores. Mis piernas las sujetaba Toni y eso hacía que estuviera libre para agarrarme de la cintura moverse a su antojo. Me follaba con fuerza al tiempo que me azotaba en los cachetes del culo. Tenía pollas follándome todos los agujeros de mi cuerpo, y dándome un placer intenso, tan intenso que acabé corriéndome sobre mi pecho sin ni siquiera tocarme. Toni lo notó, así que se apartó y se colocó al revés, con sus huevos a la altura de mi boca, mirando a Fran. Comencé a lamerle los huevos mientras se pajeaba, hasta que acabó corriéndose también sobre mi pecho. Fran seguía follándome. Estaba desatado, sudando del esfuerzo. Le brillaban los pectorales del sudor hasta que no pudo más y salió de mí. Retiró con rapidez el condón y se corrió sobre mí con fuerza.

Cuando terminó de correrse se acercó y comenzó a lamerme el cuerpo acabando con todos los restos de leche que me inundaban. Después se acercó a nosotros y nos besó dándonos el sabor conjunto de nuestras corridas. Nos tiramos en la cama. Estábamos reventados y agotados del esfuerzo, y allí permanecimos unos minutos.

Aquel fue mi primer trío. Ocurrió justo lo contrario de lo que yo pensé que ocurriría, pero fue tal el placer de aquel polvo, que decidimos vernos más veces para repetir y mejorar aquella sesión de lujuria sexual gay. Y no dejé de buscar en los chat de cibersexo gay más chicos y hombres con los que volver a disfrutar del sexo oral y anal sin freno.

¿Quieres publicar tu comentario o historia?

 

 

Enlaces de Interés

Chat con travesti / Chat de transexuales / Chat de Cibersexo Gays / Sexo por Webcam / Sexo en Vivo y en Directo / Cam de Cibersexo
Chicas Webcams / XXX Cibersexo / Chicas con Polla Webcams Transexuales / Webcams Travestis / Webcam de Transexuales
Tias con Rabo / Directorio Web Empresas / Directory Web Links / Directorios para Empresas / Tiradas Tarot
Horoscopo y Tarot / Videochat Tarot / Lectura Cartas de Tarot / Leer Tarot / Travestis en Directo
Chicas Escorts Madrid / Webcams Eroticas / Chicas Escorts en Costa del Sol y Malaga
 Información Legal y Condiciones

 

 

Index de www.ChatsCibersexo.com Links de www.ChatsCibersexo.com Contacto de www.ChatsCibersexo.com